[cs_content][cs_element_section _id=”1″][cs_element_row _id=”2″][cs_element_column _id=”3″]

[/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”10″][cs_element_row _id=”11″][cs_element_column _id=”12″][cs_element_text _id=”13″][cs_element_gap _id=”14″][cs_element_gap _id=”15″][cs_text class=”cs-ta-justify”]En primer lugar, debes saber que existen diferentes sistemas de frenado; el de discos y el de tambor, generalmente, el de discos es el más común en automóviles más recientes, el cual, además contiene balatas como una parte del sistema de frenos, siendo así, explicaremos este sistema más a fondo.

Las balatas están formadas por una placa de metal, las cuales, en su interior contienen un tipo de pasta, esta pasta con el tiempo se va desgastando por la fricción que se crea al rosar con el disco de la llanta, entonces cuando pisas el freno, las balatas se presionan sobre el disco de las llantas y contribuyen al frenado.
[/cs_text][cs_element_image _id=”17″][cs_text]
[/cs_text][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”24″][cs_element_row _id=”25″][cs_element_column _id=”26″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false”]Sistema de frenado de disco[/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”28″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Un freno de disco tiene un disco que gira con la rueda. El disco está montado sobre una pinza, en la que hay pequeños pistones hidráulicos trabajados por la presión del cilindro maestro, los pistones presionan las almohadillas de las balatas de fricción, que se sujetan contra el disco desde cada lado para frenar o detenerlo. Las almohadillas están formadas para cubrir un amplio sector del disco, los pistones se mueven solo una pequeña distancia para aplicar los frenos y así dejar que los discos se despejen cuando se sueltan los frenos.

Cuando se aplica el freno, la presión del fluido fuerza las almohadillas contra el disco. Los anillos de sellado de goma alrededor de los pistones están diseñados para permitir que los pistones se deslicen hacia adelante gradualmente a medida que las almohadillas se desgastan, de modo que el pequeño espacio permanece constante y los frenos no necesitan un ajuste.
[/cs_text][cs_text class=”cs-ta-justify”]
[/cs_text][cs_text]
[/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”32″][cs_element_gap _id=”33″][cs_element_image _id=”34″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”39″][cs_element_row _id=”40″][cs_element_column _id=”41″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false” class=”cs-ta-left”]¿Cuándo debes cambiar las balatas de tu auto?[/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”43″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Ya que las balatas se van desgastando con el uso, es importante reemplazarlas cada vez que sea necesario, esto para que el sistema de frenos de tu vehículo se encuentre en óptimas condiciones.

En ocasiones es fácil detectar cuando se van desgastando las balatas, ya que, si pones atención a ciertos comportamientos que tu auto tiene, como sonidos extraños al frenar, chirridos, golpeteos o vibraciones en los pedales.

Sin embargo, la mejor manera de saber cuándo hay que hacerlo, es llevando tu auto a un servicio de mantenimiento preventivo con tu taller de confianza. De esta manera, el estado del sistema de frenos será checado continuamente y será mucho más fácil detectar si ya es el momento de cambiarlas. No obstante, se recomienda checar el estado de las balatas cada 10,000 kilómetros.[/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”45″][cs_element_gap _id=”46″][cs_element_image _id=”47″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”52″][cs_element_row _id=”53″][cs_element_column _id=”54″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Así que ya lo sabes, si detectas algún ruido singular al frenar, o bien, han pasado ya 10,000 kilómetros desde la última vez que visitaste a tu taller de confianza, no olvides solicitar tus cotizaciones desde la comodidad de tu hogar en karbook.mx y mantén tu auto siempre en perfectas condiciones.

[/cs_text][/cs_element_column][/cs_element_row][cs_element_row _id=”61″][cs_element_column _id=”62″][cs_element_image _id=”63″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][/cs_content]