[cs_content][cs_element_section _id=”1″][cs_element_row _id=”2″][cs_element_column _id=”3″]

[/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”10″][cs_element_row _id=”11″][cs_element_column _id=”12″][cs_element_text _id=”13″][cs_element_gap _id=”14″][cs_element_gap _id=”15″][cs_text class=”cs-ta-justify”]¡Así es! Esto es totalmente cierto, cuando las temperaturas se disparan es más probable que tengas un escape de llanta, pues todo se calienta, especialmente el pavimento por donde transitas. Esto ocasiona que la presión de aire de los neumáticos aumente a medida que aumenta la temperatura. Los científicos han descubierto que por cada 1.2 grados (centígrados) que la temperatura aumenta, la presión de los neumáticos también aumentará en una libra por pulgada cuadrada (PSI). No parece mucho, pero normalmente hay solo 30-35 PSI en los neumáticos de los vehículos de pasajeros.[/cs_text][cs_element_image _id=”17″][cs_text class=”cs-ta-justify”]Unas libras de presión de aire pueden marcar una gran diferencia. Una diferencia tan grande que puede hacer que un neumático explote. Incluso si no lo hiciera, la sobre inflación puede causar que una llanta se desgaste prematuramente e interfiera con el frenado.[/cs_text][cs_text]
[/cs_text][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”25″][cs_element_row _id=”26″][cs_element_column _id=”27″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false” class=”cs-ta-justify”]¿Por qué ocurre?[/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”29″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Moléculas calientes: todos los materiales están formados por átomos y moléculas, cuando las moléculas se calientan comienzan a vibrar intensamente. La vibración causa expansión, siendo así y tomando en cuenta que hay moléculas en el aire, ahora es fácil entender por qué los neumáticos con aire se expanden en temporadas de calor, especialmente si te encuentras circulado.

Fricción: a medida que conduces por la carretera, tus neumáticos frotan contra el pavimento. Esto genera una buena cantidad de fricción, y la fricción crea calor que hace que tus neumáticos estén aún más calientes.

[/cs_text][cs_text]
[/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”32″][cs_element_gap _id=”33″][cs_element_gap _id=”34″][cs_element_image _id=”35″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”40″][cs_element_row _id=”41″][cs_element_column _id=”42″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false” class=”cs-ta-justify”]¿Qué hacer para evitar un escape de neumáticos relacionado con el calor del pavimento? [/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”44″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Vigila la presión del aire en los neumáticos: mide la presión de aire con un medidor antes de comenzar a conducir. Verifica nuevamente cada dos horas o 100 millas.

Reemplaza las llantas gastadas: si tus llantas ya están gastadas, son más propensas a reventar.

Considera adquirir neumáticos de calor, que están diseñados para tener un mejor desempeño en pavimentos que llegan a tener altas temperaturas.

Limpia y revisa tus ruedas: el mantenimiento de tus neumáticos con un producto a base de cera puede evitar que se sequen.

Mantente dentro del límite de velocidad: cuanto más lento vayas, menor será la fricción. Menos fricción significa menos calor y evita derrapar o frenar repentinamente hasta el tope.
[/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”46″][cs_element_gap _id=”47″][cs_element_gap _id=”48″][cs_element_image _id=”49″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”54″][cs_element_row _id=”55″][cs_element_column _id=”56″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Si pensaste que algo tan cotidiano como el calor del pavimento, especialmente en nuestra región, no podía causar daño alguno, ahora sabes que sí, y que no es un mito. Además de causar otros deterioros en tu auto, uno de los más relevantes es el desgaste los neumáticos. Sabemos que no hay nada que hacer con respecto al calor y el calentamiento de las carreteras, pero las recomendaciones anteriores pueden evitar que las llantas de tu auto se rompan durante tu próximo viaje y prolongar su vida útil. Si quieres informarte y saber más sobre los cuidados de tu automóvil, no olvides visitar karbook.com.mx

Para encontrar a un especialista que pueda revisar tus llantas antes de salir de viaje a una ciudad donde el pavimento llegue a altas temperaturas visita karbook.mx, tu mejor aliado para encontrar un taller automotriz de confianza.

[/cs_text][/cs_element_column][/cs_element_row][cs_element_row _id=”63″][cs_element_column _id=”64″][cs_element_image _id=”65″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][/cs_content]