[cs_content][cs_element_section _id=”1″][cs_element_row _id=”2″][cs_element_column _id=”3″]

[/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”10″][cs_element_row _id=”11″][cs_element_column _id=”12″][cs_element_text _id=”13″][cs_element_gap _id=”14″][cs_element_text _id=”15″][cs_element_gap _id=”16″][cs_element_gap _id=”17″][cs_text class=”cs-ta-justify”]Es fácil suponer, que a veces no parece muy necesario el servicio de mantenimiento de tu coche, tal vez para un ojo inexperto todo parece estar bien; incluso llegamos a pensar que porque no está haciendo ruidos extraños, o está estallando en el medio de la autopista, y todavía retumba como siempre cuando lo arrancamos por la mañana, está en perfectas condiciones; pero se nos olvida un pequeño detalle, tener un automóvil implica una gran responsabilidad y el cuidado constante del mismo es realmente importante.[/cs_text][cs_element_image _id=”19″][cs_text class=”cs-ta-justify”]Todos sabemos que los autos son excelentes herramientas, nos facilitan el transporte de un lugar a otro y mantenerlo en óptimas condiciones, es esencial.

Olvidar visitar a tu mecánico de confianza, para hacer una revisión general a tu auto podría ser un error extraordinariamente costoso. Existen muchas cosas que pueden salir mal, y también pueden afectar a tu bolsillo de manera sutil. En ocasiones, la falta de mantenimiento constante a tu coche puede afectar negativamente el ahorro de combustible, sin que te percates de ello o elevar el riesgo de cualquier falla mecánica.
[/cs_text][cs_text]
[/cs_text][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”27″][cs_element_row _id=”28″][cs_element_column _id=”29″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false”]Kilometraje o antigüedad[/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”31″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Por ello es relevante saber que, como regla general, debes llevar tu automóvil con el mecánico para un servicio profesional cada seis meses o cada 10.000 km (lo que ocurra primero). Pero cada automóvil es diferente, además la antigüedad del vehículo y el tipo de combustible influirán en el período de servicio. Cuanto más viejo sea el automóvil, más frecuentemente necesitará servicio, y debido a esto, las recomendaciones sobre el tiempo de servicio varían, por ello debe revisarse el manual del propietario.

De igual manera, es recomendable consultar el manual para obtener consejos prácticos sobre el mantenimiento que puedes hacer tu mismo y la frecuencia con la que se deben reemplazar las piezas.[/cs_text][cs_text]
[/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”34″][cs_element_gap _id=”35″][cs_element_image _id=”36″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”41″][cs_element_row _id=”42″][cs_element_column _id=”43″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false” class=”cs-ta-left”]Motor[/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”45″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]No obstante, debemos tomar en cuenta que los automóviles más actuales tienen intervalos de servicio más largos, a menudo 15,000 km o 12 meses. Sin embargo, debe tomarse en cuenta que los motores modernos son mucho más complejos y, a menudo, menos tolerantes a la negligencia, así que no te sientas culpable en reducir unos pocos meses adicionales entre las visitas a tu taller para el servicio.[/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”47″][cs_element_gap _id=”48″][cs_element_image _id=”49″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”54″][cs_element_row _id=”55″][cs_element_column _id=”56″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false”]En resumen[/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”58″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Ahora ya lo sabes, es mejor NO ignorar el mantenimiento preventivo. Desde los aspectos más básicos, como cambiar el aceite, controlar la presión de los neumáticos y realizar las inspecciones programadas, así como también, llevar un historial de los servicios realizados. De hecho, podemos decir que es como hacerse chequeos regulares al médico, estos te mantienen sano y te dan a ti, y a los expertos, la oportunidad de detectar cualquier señal de alerta seria antes de que se convierta en un problema importante. Con tu automóvil es lo mismo y eso puede ahorrarte malas experiencias y lo más importante, te mantiene a ti y a tus seres queridos seguros.
[/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”60″][cs_element_gap _id=”61″][cs_element_image _id=”62″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”67″][cs_element_row _id=”68″][cs_element_column _id=”69″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Sigue las recomendaciones que karbook tiene para ti y sigue disfrutando de todos los beneficios que tu vehículo te ofrece de forma segura, para más información como esta no olvides visitarnos en www. karbook.com.mx y encontrar un taller de confianza en karbook.mx

[/cs_text][/cs_element_column][/cs_element_row][cs_element_row _id=”76″][cs_element_column _id=”77″][cs_element_image _id=”78″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][/cs_content]