[cs_content][cs_element_section _id=”1″][cs_element_row _id=”2″][cs_element_column _id=”3″]

[/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”10″][cs_element_row _id=”11″][cs_element_column _id=”12″][cs_element_text _id=”13″][cs_element_gap _id=”14″][cs_element_gap _id=”15″][cs_text class=”cs-ta-justify”]El cuidado de las llantas de tu auto no se hace precisamente cuando se te poncha una llanta. Es simple, fácil y solo lleva unos minutos al mes. El cuidado adecuado de los neumáticos a menudo puede significar la diferencia entre llegar a tu destino de forma segura y encontrarte al borde de la carretera varado, o algo peor.
[/cs_text][cs_element_image _id=”17″][cs_text class=”cs-ta-justify”]Una simple inversión en mantenimiento de llantas puede generarte beneficios significativos, sigue estos tips que seguramente tu bolsillo te agradecerá.
[/cs_text][cs_text]
[/cs_text][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”25″][cs_element_row _id=”26″][cs_element_column _id=”27″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false”]Alineación[/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”29″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]La mala alineación puede causar un desgaste desigual y rápido de la banda de rodadura de tus llantas. Has que la alineación y el balanceo de tus llantas sean revisados periódicamente, como se especifica en el manual del propietario, para un cuidado óptimo de las llantas. La sacudida, la vibración y la tendencia de tu vehículo a “tirar” en una dirección, son todas señales de desalineación.[/cs_text][cs_text class=”cs-ta-justify”]
[/cs_text][cs_text]
[/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”33″][cs_element_gap _id=”34″][cs_element_image _id=”35″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”40″][cs_element_row _id=”41″][cs_element_column _id=”42″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false” class=”cs-ta-left”]Gíralas reguralmente[/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”44″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Haz rotar tus llantas regularmente para que se desgasten uniformemente. Consulta el manual del propietario, al distribuidor de neumáticos o al fabricante, para obtener recomendaciones y patrones de rotación. Si no hay recomendaciones específicas para la rotación, las llantas deberían rotarse aproximadamente cada 5,000 millas.[/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”46″][cs_element_gap _id=”47″][cs_element_gap _id=”48″][cs_element_gap _id=”49″][cs_element_image _id=”50″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”55″][cs_element_row _id=”56″][cs_element_column _id=”57″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false” class=”cs-ta-left”]Revisa tu banda de rodadura[/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”59″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Una vez que la banda de rodadura de tus llantas se desgasta a 1/16 de pulgada, deben ser reemplazadas porque ya no pueden agarrar la carretera con mal tiempo. El fabricante lo recuerda con indicadores de desgaste incorporado en la banda de rodadura, a veces denominado “barras de desgaste”, que se hacen visibles en los neumáticos cuando la banda de rodadura alcanza 1/16 de pulgada. Estas “barras de desgaste” se ven como tiras estrechas de caucho liso.

[/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”61″][cs_element_gap _id=”62″][cs_element_gap _id=”63″][cs_element_gap _id=”64″][cs_element_image _id=”65″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”70″][cs_element_row _id=”71″][cs_element_column _id=”72″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false” class=”cs-ta-left”]Carga[/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”74″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Ten en cuenta siempre el índice de carga. Los neumáticos solo están diseñados para soportar un cierto peso. Para ello, consulta nuevamente el manual del propietario o contacta a tu mecánico automotriz de confianza en Karbook.mx. Ya que la sobrecarga de tus neumáticos puede ocasionar un sobrecalentamiento y, en última instancia, la destrucción de los neumáticos.
[/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”76″][cs_element_gap _id=”77″][cs_element_gap _id=”78″][cs_element_gap _id=”79″][cs_element_image _id=”80″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”85″][cs_element_row _id=”86″][cs_element_column _id=”87″][x_custom_headline level=”h2″ looks_like=”h3″ accent=”false” class=”cs-ta-left”]Presión[/x_custom_headline][cs_element_gap _id=”89″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Uno de los consejos más importantes para el cuidado de los neumáticos, es mantener la presión de aire adecuada en las llantas. La falta de inflación puede provocar una falla en los neumáticos. También puede ocasionar desgaste irregular, tensión innecesaria en los neumáticos, incluso un vehículo difícil de controlar y, por lo tanto, accidentes.

Recuerda que una llanta puede perder hasta la mitad de su presión de aire sin que parezca plana, por lo que es importante medir la presión de las llantas de tu coche regularmente. Cuando revises la presión, asegúrate de que los neumáticos estén fríos. Si necesitan aire, puedes encontrar los niveles de presión adecuados para el modelo de tu auto en el neumático, en la puerta, la guantera o la puerta de combustible de tu vehículo. [/cs_text][/cs_element_column][cs_element_column _id=”91″][cs_element_gap _id=”92″][cs_element_gap _id=”93″][cs_element_gap _id=”94″][cs_element_image _id=”95″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][cs_element_section _id=”100″][cs_element_row _id=”101″][cs_element_column _id=”102″][cs_text _order=”0″ class=”cs-ta-justify”]Ahora ya lo sabes, asegúrate de agregar el mantenimiento de llantas a tu lista de servicios del cuidado rutinario de tu vehículo. Recuerda que en tu perfil de Karbook.mx puedes llevar un historial médico de tu auto y contactar a talleres confiables de la ciudad para que ten presupuestos del servicio que tu coche requiera, desde mecánica general, hasta instalaciones de turbo. ¡Es fácil, rápido, y lo mejor de todo, es GRATIS!
[/cs_text][/cs_element_column][/cs_element_row][cs_element_row _id=”109″][cs_element_column _id=”110″][cs_element_image _id=”111″][/cs_element_column][/cs_element_row][/cs_element_section][/cs_content]