¿Cómo cambiar una llanta normal por una de refacción?

A todo conductor alguna vez le ha pasado lo peor que puede suceder cuando se va al trabajo, de viaje o a cualquier otro destino, una llanta ponchada ¡qué mala suerte! Especialmente si es tu primera vez, así que toma nota y que no te tome desprevenido, siguiendo estos 10 pasos.


Sin importar la circunstancia en la que te encuentres, es necesario que sepas cómo cambiar la llanta de tu auto. Afortunadamente, cambiar un neumático es una tarea bastante simple, siempre que estés preparado y seas cuidadoso.

Auto

1. Encuentra un lugar seguro


En primer lugar, encuentra un lugar plano, estable y seguro para cambiar el neumático. Debe tener una superficie sólida y nivelada que impida que el automóvil ruede. Si te encuentras cerca de una carretera, estaciónate en un lugar seguro y enciende las luces intermitentes de emergencia.


Auto

2. Estaciónate


En seguida, aplica el freno de estacionamiento y coloca el automóvil en la posición “Estacionar”.




Auto

3. Potégete


Coloca un objeto pesado (una roca, concreto, etc.) delante de las llantas delanteras y traseras.




Auto

4. Saca la llanta de repuesto y el gato


Coloca el gato debajo del marco, cerca del neumático que se va a cambiar. Asegúrate de que el gato esté en contacto con la parte metálica del bastidor de tu automóvil.

Muchos autos tienen plástico moldeado en la parte inferior. Si no colocas el gato en el lugar correcto, se romperá el plástico cuando comiences a levantarlo. Si no estás seguro sobre el lugar correcto para colocar el gato, lee el manual del propietario.





Auto

5. Utiliza el gato


Levanta el gato hasta que esté soportando (pero no levantando) el automóvil. El gato debe estar firmemente en su lugar contra la parte inferior del vehículo. Verifica para asegurarte de que el gato esté perpendicular al suelo.




Auto

6. Afloja las tuercas


Retira la tapa del cubo y afloja las tuercas, girándolas en sentido anti horario. Al mantener la rueda en el suelo cuando aflojas las tuercas, aseguras que estás girando las tuercas en lugar de la rueda.




Auto

7. Quita los pernos y el birlo de seguridad


Cuando el gato haya subido la llanta afectada a una altura de 4 dedos, quita los pernos con la llave de cruz y retira el birlo de seguridad. Afloja la llanta, girándola en ambos sentidos, si no logras sacarla, un mazo de goma podrá ayudarte dando unos golpes en la cara interna.





Auto

8. Quita la llanta y reemplázala


Una vez que la llanta esté afuera, coloca la llanta de refacción y guarda la afectada.




Auto

9. Ajusta los pernos y el birlo de seguridad


Vuelve a poner los pernos y birlo de seguridad, lo recomendable es dar media vuelta a cada uno para que todos sujeten a la llanta al mismo tiempo.




Auto

10. Baja el auto y continúa tú camino


Una vez que la llanta esté fija, bájalo a su posición normal y asegura bien los pernos, retira el gato hidráulico y guarda las herramientas, quita el gato del punto de apoyo, guarda las herramientas y ¡listo!




Auto

Al tener la llanta de repuesto lista para proseguir tu camino, no olvides que es de dimensiones reducidas para el vehículo, por esa razón, se deben acatar ciertas especificaciones, la llanta de repuesto indica la velocidad máxima a la que puedes conducir con este tipo de rueda, y con frecuencia es de hasta 80 km / h. La llanta de repuesto está diseñada para ser utilizada durante la reparación o reemplazo de la llanta dañada, independientemente del tipo de repuesto con el que esté equipado tú vehículo, así que no tardes en remplazarla por tu seguridad.

Image

Así que ya lo sabes, después de cambiar con éxito la llanta para llegar tu destino, cuanto antes contacta a tu taller de confianza en Karbook.mx para obtener asesoramiento profesional.

Image